VINO TINTO Y CORAZÓN CONTENTO

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS),  enfermedades cardíacas encabezan la lista de causas de muerte en todo el mundo.  Las cardiopatías y los accidentes cerebro vasculares causan la muerte de 17 millones de personas al año, lo que equivale casi a una tercera parte de todas las defunciones del mundo, es por ello que debemos prevenir estas enfermedades atacándolas desde lo que consumimos.

El alcohol consumido con moderación es bueno.  Un trago antes de la comida ayuda a relajarse después del trabajo.  En Europa y en Francia  se ha visto que el consumo de grasas saturadas es de 3 veces más que el de los americanos,  así como el hábito del cigarrillo es mayor que en Estados Unidos, sin embargo  tienen 3 veces menos probabilidad de sufrir algunas enfermedades del corazón.

¿POR QUÉ?

Una de las explicaciones es que el hábito de tomar vino con las comidas, en especial el vino tinto, ayuda a proteger el corazón.

El alcohol aumenta el nivel de las lipoproteínas de alta densidad (HDL), que son buenas para el corazón.  Pero aunque el alcohol en general (con prudencia por supuesto) disminuye el riesgo de enfermedades del corazón y arterias, el vino tinto es el mejor.

Pero ¿por qué  el vino tinto?

Porque el vino tinto tiene polifenoles y flavonoides y estos serían los factores que le dan ese poder antioxidante.  Los investigadores creen que algunos de sus elementos químicos denominados FLAVONOIDES, presentan características muy útiles tales como:

  •         Hacen más inofensivo el colesterol LDL impidiendo su oxidación
  •         Evitan que las plaquetas de la sangre se aglutinen formando coágulos
  •         Disminuyen las inflamaciones

Si no toma vino tiene otras opciones, porque los flavonoides también se encuentran en otros comestibles como el té, las cebollas, ajos, manzanas y cerezas.

ASI QUE A CUIDAR EL CORAZON

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Que curioso, mmm definitivamente todo con medida nada en exceso…

    Responder

  2. Posted by Manuel on noviembre 20, 2010 at 6:49 am

    Ohh… que interesante… la cuestion es no enviciarse con el vino… pero por la salud, me parece aceptable con medida… 😀

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: