Prueba de aliento podría prevenir enfermedades cardiovasculares

La hiperhomocisteinemia es un trastorno metabólico que incrementa la posibilidad de desarrollar una enfermedad cardiovascular. Para detectar dicha alteración y prevenir la posible aparición de una trombosis o infarto, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) trabajan en el desarrollo de una prueba capaz de diagnosticar esta anomalía a partir del aliento de los pacientes.

La hiperhomocisteinemia es una alteración metabólica ocasionada por la elevación de la homocisteína en la sangre, misma que se produce en nuestro cuerpo por la degradación de la metionina, un aminoácido presente en los alimentos que en algunos casos deja de ser metabolizado (procesado) adecuadamente por el organismo.

De acuerdo con el químico Jorge Maldonado Hernández, responsable del Laboratorio de Espectrometría de Masas de la Unidad de Investigación Médica en Nutrición del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del IMSS, para diagnosticar si un paciente tiene hiperhomocisteinemia se debe cuantificar en una muestra de sangre tomada en ayuno el nivel de homocisteína: de ser menor a 12 micromoles por litro se considera que no hay riesgo para la salud.

Sin embargo, un estudio de la doctora Mardia López Alarcón, también adscrita al Centro Médico Nacional Siglo XXI, demostró que algunas personas diagnosticadas como sanas podrían no estarlo, pues cuando se les somete a un “reto” mediante una prueba llamada Carga Oral de Metionina (COM), presentan niveles más elevados de homocisteina.

Para corroborar los resultados de las pruebas en sangre, la doctora suministro a pacientes infartados, con niveles normales de homocisteína en ayuno, 100 miligramos de metionina (diluida en jugo para atenuar el fuerte sabor de la sustancia) por cada kilogramo de peso.

El resultado fue que ocho horas después de la ingesta, y tras realizar un nuevo análisis en sangre, presentaban un incremento en la concentración de homocisteína significativamente mayor en comparación con un grupo de pacientes sanos, lo que podría aumentar el riesgo de los infartados de sufrir una nueva complicación cardiaca.

Ese descubrimiento llevó a Maldonado Hernández a plantearse la posibilidad de diseñar un método basado en la COM para diagnosticar hiperhomocisteinemia a partir del aliento de las personas.

La prueba de aliento, que se encuentra en la fase inicial de desarrollo, consiste en dar al paciente una dosis oral de metionina (2.5 miligramos por kilogramos de peso marcada con Carbono 13 =13C-metionina=). Posteriormente, con ayuda de un popote, se recolectan muestras de aliento cada diez minutos durante dos horas, las cuales se almacenan en un tubo sellado herméticamente. En dichas muestras se cuantifica la cantidad de Carbono 13 exhalado del aliento, para lo que se utiliza una técnica denominada Espectrometría de Masas de Relaciones Isotópicas.

De acuerdo con el experto del IMSS, entre mayor sea la cantidad de Carbono 13 que se recupere en el aliento de las personas, significa que el organismo metabolizó una mayor cantidad de metionina y por tanto sus niveles de homocisteína post-carga son más bajos.

En un estudio preeliminar con un prototipo de la prueba oral se encontró que la cantidad de Carbono 13 en el aliento fue significativamente mayor en diez pacientes sanos en comparación con siete pacientes con hiperhomocisteinemia diagnosticados con la COM.

“Observamos que los pacientes control (sanos), quienes procesan adecuadamente el aminoácido, tienen una capacidad de oxidación (procesamiento de la metionina) mayor que los pacientes con hiperhomocisteinemia”, expuso Maldonado Hernández.

Con base en este estudio piloto, el especialista del IMSS solicitó recursos al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para desarrollar la prueba de aliento definitiva. En respuesta, la institución destinó al proyecto una inversión de 675 mil pesos del Fondo Sectorial de Investigación en Salud y Seguridad Social para arrancar el proyecto.


El desarrollo de esta prueba de aliento permitiría en un futuro tener un método de diagnóstico más simple y menos molesto para el paciente, pues ya no sería necesario extraer sangre para determinar la presencia de esa alteración metabólica.

Por otro lado, la prueba de aliento, al utilizar una cantidad considerablemente menor de metionina que la COM, evita algunos efectos secundarios indeseables provocados por la sustancia, como pueden ser la sensación de mareo, nausea o fatiga.Por lo que es de suma importancia enterarnos de los últimos acontecimientos que ha logrado la tecnología para detectar enfermedades a tiempo.

Información obtenida de:

http://www.informador.com.mx/tecnologia/2009/138704/6/prueba-de-aliento-podria-prevenir-enfermedades-cardiovasculares.htm

Atentamente,

Claudia Garcia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: