Prueba de aliento podría prevenir enfermedades cardiovasculares

La hiperhomocisteinemia es un trastorno metabólico que incrementa la posibilidad de desarrollar una enfermedad cardiovascular. Para detectar dicha alteración y prevenir la posible aparición de una trombosis o infarto, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) trabajan en el desarrollo de una prueba capaz de diagnosticar esta anomalía a partir del aliento de los pacientes.

La hiperhomocisteinemia es una alteración metabólica ocasionada por la elevación de la homocisteína en la sangre, misma que se produce en nuestro cuerpo por la degradación de la metionina, un aminoácido presente en los alimentos que en algunos casos deja de ser metabolizado (procesado) adecuadamente por el organismo.

De acuerdo con el químico Jorge Maldonado Hernández, responsable del Laboratorio de Espectrometría de Masas de la Unidad de Investigación Médica en Nutrición del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del IMSS, para diagnosticar si un paciente tiene hiperhomocisteinemia se debe cuantificar en una muestra de sangre tomada en ayuno el nivel de homocisteína: de ser menor a 12 micromoles por litro se considera que no hay riesgo para la salud.

Sin embargo, un estudio de la doctora Mardia López Alarcón, también adscrita al Centro Médico Nacional Siglo XXI, demostró que algunas personas diagnosticadas como sanas podrían no estarlo, pues cuando se les somete a un “reto” mediante una prueba llamada Carga Oral de Metionina (COM), presentan niveles más elevados de homocisteina.

Para corroborar los resultados de las pruebas en sangre, la doctora suministro a pacientes infartados, con niveles normales de homocisteína en ayuno, 100 miligramos de metionina (diluida en jugo para atenuar el fuerte sabor de la sustancia) por cada kilogramo de peso.

El resultado fue que ocho horas después de la ingesta, y tras realizar un nuevo análisis en sangre, presentaban un incremento en la concentración de homocisteína significativamente mayor en comparación con un grupo de pacientes sanos, lo que podría aumentar el riesgo de los infartados de sufrir una nueva complicación cardiaca.

Ese descubrimiento llevó a Maldonado Hernández a plantearse la posibilidad de diseñar un método basado en la COM para diagnosticar hiperhomocisteinemia a partir del aliento de las personas.

La prueba de aliento, que se encuentra en la fase inicial de desarrollo, consiste en dar al paciente una dosis oral de metionina (2.5 miligramos por kilogramos de peso marcada con Carbono 13 =13C-metionina=). Posteriormente, con ayuda de un popote, se recolectan muestras de aliento cada diez minutos durante dos horas, las cuales se almacenan en un tubo sellado herméticamente. En dichas muestras se cuantifica la cantidad de Carbono 13 exhalado del aliento, para lo que se utiliza una técnica denominada Espectrometría de Masas de Relaciones Isotópicas.

De acuerdo con el experto del IMSS, entre mayor sea la cantidad de Carbono 13 que se recupere en el aliento de las personas, significa que el organismo metabolizó una mayor cantidad de metionina y por tanto sus niveles de homocisteína post-carga son más bajos.

En un estudio preeliminar con un prototipo de la prueba oral se encontró que la cantidad de Carbono 13 en el aliento fue significativamente mayor en diez pacientes sanos en comparación con siete pacientes con hiperhomocisteinemia diagnosticados con la COM.

“Observamos que los pacientes control (sanos), quienes procesan adecuadamente el aminoácido, tienen una capacidad de oxidación (procesamiento de la metionina) mayor que los pacientes con hiperhomocisteinemia”, expuso Maldonado Hernández.

Con base en este estudio piloto, el especialista del IMSS solicitó recursos al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para desarrollar la prueba de aliento definitiva. En respuesta, la institución destinó al proyecto una inversión de 675 mil pesos del Fondo Sectorial de Investigación en Salud y Seguridad Social para arrancar el proyecto.


El desarrollo de esta prueba de aliento permitiría en un futuro tener un método de diagnóstico más simple y menos molesto para el paciente, pues ya no sería necesario extraer sangre para determinar la presencia de esa alteración metabólica.

Por otro lado, la prueba de aliento, al utilizar una cantidad considerablemente menor de metionina que la COM, evita algunos efectos secundarios indeseables provocados por la sustancia, como pueden ser la sensación de mareo, nausea o fatiga.Por lo que es de suma importancia enterarnos de los últimos acontecimientos que ha logrado la tecnología para detectar enfermedades a tiempo.

Información obtenida de:

http://www.informador.com.mx/tecnologia/2009/138704/6/prueba-de-aliento-podria-prevenir-enfermedades-cardiovasculares.htm

Atentamente,

Claudia Garcia

Anuncios

La música como tratamiento a la salud

Efectos fisiológicos: La música influye en el ritmo respiratorio, la presión sanguínea, las contracciones respiratorias y el nivel de hormonas. El corazón se ralentiza o se acelera para sincronizarse con el ritmo de la música. También se sabe que puede alterar los ritmos eléctricos de nuestro cerebro.

Inmunidad: Es muy posible que la música ayude a que la gente siga en forma porque influye en el sistema inmunológico. En un estudio, unas enfermeras de turno de noche bastante estresadas escucharon cintas de música, ejercicios de relajación y visualización. Después de unos momentos, vieron cómo su ritmo biológico estaba más sincronizado y cómo susu niveles de hormonas se elevaban de forma tan rápida.

Cirugía: Los pacientes que escuchan música antes, durante y después de las operaciones sienten menos dolor y ansiedad, se recuperan antes y necesitan menos medicamentos. La música bloquea los sonidos angustiosos que provocan ansiedad. En un estudio, la música del quirófano permitió que se utilizara la mitad de la dosis habitual de calmantes. En otro estudio similar se estimó  que el efecto de la música era equiparable a 2,5 miligramos de Valium.

Alivio del dolor: Cuando los pacientes eligen y escuchan música que les gusta, afirman estar menos ansiosos e incómodos cuando tienen que someterse a pruebas médicas desagradables. La música que  se escucha en las consultas de los dentistas potencia los efectos de la aestesia. Otra particularidad es su poder para aliviar el dolor y reducir la duración de los partos.

Cuidados intensivos: Unos bebés prematuros que escuchron la Canción de cuna de Brahms aumentaron su peso y salieron del hospital antes que aquellos que no fueron taratados con música. En una unidad de cuidados intensivos se observó que los pacientes con problemas cardiovasculares respondían a la música de forma favorable. Con ella se logró reducir los ritmos de su corazón y su presión sanguínea, aumentar la tolerancia al dolor y rebajar los niveles de ansiedad. También se constató que tras haber sufrido ataques al corazón, los pacientes alcanzaban una mayor relajación escuchando música que meditando.

Sueño fácil: En una residencia de ancianos se instaló música tranqila y luz tenue antes de dormir tres meses más tarde la cantidad de somníferos administrados había bajado en dos tercios.

Enfermedad crónica: La música reduce la depresión y la ansiedad en pacientes expuestos a diálisis, quemaduras y transplantes  de órganos. Aunque también se obtienen óptimos resultados en los que padecen enfermedades contagiosas. Calma el dolor y la ansiedad y alegra los ánimos de los enfermos crónicos o terminales.

Salud mental: Cuando la música acompaña la evocación de imágenes o visualizaciones, facilita la psicoterapia. Se usa asimismo en los tratamientos médios de afecciones con un alto componente emocional, como  pueden ser las jaquecas y los problemas digestivos.

Fuente: Sobel,D., Ornstein, R. (2000). Manual de la Salud del Cuerpo y la Mente. Cómo usar tu mente y tu cuerpo para aliviar el estrés superar la enfermedad y disfrutar de los placeres saludables. España: Editorial Kairós, S.A. 72,73 P.

El licuado de manzana ayuda a reducir el colesterol

En una dieta para reducir el colesterol, se deben incluir alimentos especiales, uno de esos alimentos es la manzana. El batido de manzana tiene todos los beneficios para controlar las grasas en sangre y reducirlas en forma natural.

Además del tratamiento farmacológico, el tratamiento dietoterápico es esencial para lograr en forma efectiva el objetivo principal, reducir los niveles de colesterol en la sangre.

El licuado de manzana se puede tomar en alguno de estos momentos del día, por ejemplo:

  • Desayuno.
  • A media mañana.
  • Merienda.
  • Media tarde.

Receta de licuado de manzana para reducir el colesterol

  • Ingrediente
    • 1 vaso de yogurt.
    • 1 manzana.
    • 2 ramas de apio.
  • Preparación
    • Cortar la manzana en cuartos y el apio en cubos.
    • Colocarlos en una licuadora.
    • Incorporar el yogur y licuar.

La manzana: es astringente, ayuda a bajar el colesterol, elimina toxinas, reduce el ácido úrico, reduce la tensión arterial, alivia los efectos del estreñimiento y reactiva las bacterias del intestino que son beneficiosas para el organismo.

Recuerda que además de la medicación que te prescriba el médico, es sumamente importante incorporar alimentos ricos en fibra y otras sustancias que ayudan a reducir y controlar el colesterol en sangre.
Además la dieta contra la hipercolesterolemia debe complementarse con actividad física diaria.

Batido de manzana contra la hipercolesterolemia

Colesterol, enemigo potencial de nuestro corazón

El colesterol está presente en el organismo de varias formas. Las más conocidas, por su repercusión sobre la salud, son el HDL (High Density Lipoprotein) y el LDL (Low Dendity Lipoprotein). El HDL o “colesterol bueno” protege de las enfermedades cardiovasculares, mientras que el LDL o “colesterol malo” favorece las enfermedades vasculares y cardíacas.

La elevación en la sangre del colesterol por encima de los niveles normales recibe el nombre de hipercolesterolemia y está asociada a problemas cardiovasculares. La elevación de colesterol está determinada en algunos casos por la herencia. En estos casos se habla de “hipercolesterolemia familiar”.

Sin embargo, la inmensa mayoría de los casos de elevación del colesterol en sangre se debe a la ingesta excesiva de grasas de origen animal, al sedentarismo y al estrés.

La dieta es el primer paso en el tratamiento de hipercolesterolemias y nunca debe iniciarse un tratamiento farmacológico sin antes haber realizado un tratamiento dietético durante al menos seis meses.

Además, en el caso de los triglicéridos, su síntesis se puede ver incrementada por el consumo de ciertos alimentos, generalmente grasos, alimentos azucarados y alcohol. Parece demostrada la estrecha relación del nivel de triglicéridos con el peso. De ahí que las personas con sobrepeso generalmente son quienes presentan mayores niveles de triglicéridos en sangre.

En ambos casos, la adecuación del aporte calórico de la dieta a las necesidades de la persona y el control de la cantidad de grasa total consumida, ayudan a prevenir y controlar la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Además, se recomienda controlar el peso, suprimir el tabaco en el caso de los fumadores, realizar ejercicio físico moderado y regular, y evitar las situaciones de estrés intentando llevar un ritmo de vida saludable.

Yogurt contra enfermedades cardiovasculares

La obesidad y las enfermedades cardiovasculares son un problema mundial grave, que en las últimas décadas se han convertido en los principales factores de mortalidad. Si bien la ciencia médica ha desarrollado medicamentos que ayudar a paliar  esos padecimientos, lo cierto es que la prevención es un asunto que aún requiere mayores avances.

Al considerar ese punto, investigadores mexicanos desarrollaron un alimento funcional que tiene la capacidad de prevenir y controlar tanto obesidad como cardiopatías. La investigación se llevo a cabo en el Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav), Unidad Querétaro, en colaboración con la Universidad Autónoma de Sinaloa. Se trata de un yogurt adicionado con un nuevo almidón, el cual tiene la capacidad de prevenir tales padecimientos.

“Es el desarrollo de un alimento funcional que previene enfermedades cardiovasculares y ayuda a controlar problemas de obesidad, porque provoca un mejor flujo intestinal de los alimentos ingeridos, al aprovechar sólo los nutrientes, dado que es un alimento que no se aprovecha en el intestino delgado, sino que pasa al intestino grueso”, explicó Fernando Martínez Bustos responsable de la investigación.

Para lograr este producto, al yogurt se le adicionó un almidón que tiene beneficios fisiológicos superiores a los de las fibras dietéticas o alimentaria que actualmente se emplean en productos como pan y cereales.

De acuerdo con Martínez Bustos, el almidón fue evaluado y posteriormente adicionado a un producto alimenticio básico, como es el yogurt, para evaluar sus propiedades sensoriales, funcionales y nutricionales.

“Podríamos decir que es básicamente el desarrollo de un nuevo alimento extraído de fuentes naturales, a partir de un proceso de amplia aplicación en la industria de alimentos”, explicó

Este producto tiene las características propias del yogurt de leche más las propiedades fisiológicas aportadas por el almidón resistente, que son en algunos casos, mejores que los de la fibra dietética.

Aunque en un inicio este nuevo almidón fue adicionado en yogurt, el investigador del Cinvestav Querétaro afirmó que también se podría agregar a productos de panificación, cárnicos, botanas, cereales y cualquier producto procesado.

En este proyecto participaron investigadores y estudiantes de la Universidad Autónoma de Sinaloa, quienes buscarán que algún empresario se interese en llevar este producto al mercado, lo cual confían se pueda lograr en el corto plazo.

“Creo que hay mucho por hacer, estamos viendo que hay muchas posibilidades de desarrollo en el área de alimentos, sobre todo para mejorar productos alimenticios o crear nuevos para impulsar una cadena agroalimentaria que tanto le hace falta al país”, concluyó el investigador.

Creo que es muy importante, que nos enteremos de nuevos productos que se han creado por medio de la tecnología, los cuales ayudan a mejorar enfermedades que pueden ser criminales para nuestro organismo. Esta investigación obtuvo una mención honorífica en la categoría de tecnología en la edición 33 del Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos 2009 que organizan el Conacyt y la Asociación de Embotelladoras Mexicanas de Coca Cola A.C.

Esta información, la puedes encontrar en:

http://www.informador.com.mx/tecnologia/2010/171832/6/yogurt-contra-enfermedades-cardiovasculares.htm

Atentamente,

Claudia Garcia

 

Un Aperitivo para Tu Corazón ¡Qué Rico!

Hola! Ya que hemos aprendido mucho acerca de nuestra salud cardiovascular, y ahora ya comprendemos las razones para comer sano, les comparto esta receta de “Ensalada de Frutas Tropicales” y posteriormente platicaremos sobre los beneficios nutricionales de cada ingrediente.

ENSALADA DE FRUTAS TROPICALES (4 raciones)

Ingredientes:

  • 4 kiwis pelados y troceados
  • 1 mango pelado, deshuesado y cortado a dados
  • 1 papaya pelada, desgranada y cortada en rodajas
  • 8 lychees pelados, deshuesados y partidos en dos
  • 1 piña pelada y cortada a dados
  • la pulpa de 4 frutas de la pasión (granadilla en Guatemala)

Procedimiento:

Mezclar todos los ingredientes en una gran ensaladera. Dejar reposar durante 1 hora para que se mezclen mejor los sabores y servir.

¡Qué Rico! Ahora conozcamos las propiedades de cada ingrediente:

 

Kiwi: Fuente importante de Vitaminas B3 y C, betacaroteno y fibra, necesaria para la eficacia de nuestro sistema digestivo y la buena salud de nuestro corazón. Además, contiene más vitamina C que las naranjas, es un gran aliado del sistema inmunológico y sus nutrientes permanecen intactos mucho tiempo después de su recolección.

 

Mango: Es una fuente excelente de betacaroteno, el precursor de la vitamina A antivírica; contiene altos niveles de 
vitamina C, crucial para el buen funcionamiento del sistema inmunológico en general; tiene fibra; y  es una de las pocas fuentes frutales de vitamina E, antioxidante que ayuda a combatir los radicales libre perjudiciales y refuerza la acción de los anticuerpos contra enfermedades.

 

Papaya: Exelente fuente de vitamina C y betacaroteno que refuerzan el sistema inmunológico y además, evitan la acumulación de placa en las paredes de los vasos sanguíneos, protegiendo de las enfermedades cardiovasculares. También es rica en fibra, lo cual reduce los niveles de colesterol y ayuda a prevenir el cáncer de colon. Además, contiene una enzima que digiere proteínas, la papaína, que facilita la digestión y reduce las inflamaciones. Potasio y folato también los podemos encontrar en la papaya.
Lychees: Esta fruta exótica contiene vitamina B1, B2,  B3 y C; así como calcio, fósforo, sodio, potasio, hierro, en cantidades significativas; mientras que proteínas en altos niveles, y carbohidratos y grasas en proporciones  más bajas. Contiene un alto porcentaje de agua que junto con los minerales, constituye una fuente rica en electrolitos.
Piña: Las sustancias nutritivas presentes en la piña son: vitaminas B1, B2 y C (que refuerza el sistema inmunológico y nos defiende de los radicales libres), manganeso (factor complementario esencial en una serie de enzimas e importante para las defensas antioxidantes y la producción de energía), bromeleína (enzima que digiere las proteínas, refuerza el sistema digestivo e inhibe la acción de los agentes inflamatorios, aliviando así la sinusitis, la artritis reumatoide y la gota, y acelerando la recuperación tras traumatismos e intervenciones quirúrgicas); también contiene  fibra.
Fruta de la Pasión: Esta fruta conocida en Guatemala como granadilla, contiene vitaminas B2 y B3 (que ayudan a mantener sanos los músculos y el sistema nervioso, y a reforzar los niveles de energía),  vitamina C (que ayuda a combatir virus y bacterias), betacaroteno (convertidos en vitamina A, importante aliado contra el cáncer), hierro, magnesio, fósforo, cinc y fibra.
Es muy importante que indaguemos sobre las sustancias nutritivas presentes en los alimentos que ingerimos, pues lamentablemente, la mayoría de veces cometemos errores por ignorancia, y nos hacemos daño sin saberlo. Así que de ahora en adelante, a comer sano y nutritivo para potenciar la salud de nuestro corazón…
Espero sus Comentarios y Dudas,
Atentamente, Claudia Janeth Gatica Solares
Fuente: Haigh, C. (2007). 100 Maneras de Potenciar Tus Defensas. España: Grijalbo.

Disestrés: una enfermedad que afecta al corazón

El estrés es un conjunto de respuestas frente a la adversidad que involucran cambios nerviosos y hormonales. Cuando esas respuestas son inadecuadas por su intensidad y/o excesiva duración se transforman en patológicas y reciben el nombre de disestrés manifestándose por altos niveles de ansiedad, angustia, cambios en el carácter, dificultad para dormir, tendencia al consumo de psicofármacos y/o adicciones (tabaco, alcohol, drogas).

El contexto social que actualmente rodea a las personas presenta condiciones que son determinantes cruciales para la aparición cada vez más frecuente de cuadros de disestrés. Dichas condiciones son por ejemplo la incertidumbre laboral y económica que dificultan la realización de proyectos, la violencia y la inseguridad. Este tipo de situaciones traumáticas y los acontecimientos de gran impacto emocional producen en el cuerpo respuestas que involucran fundamentalmente cambios nerviosos, hormonales, cardiovasculares y gastrointestinales.

El disestrés actúa primordialmente en el aparato cardiovascular y aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca. Los datos epidemiológicos actuales demuestran que la enfermedad cardiovascular en la mujer está en claro aumento y que su evolución y pronóstico es peor que en el varón. La presencia de disestrés así como la de otros factores de riesgo de enfermedad cardiaca deben alertar a la mujer y motivarla para la consulta periódica con el cardiólogo.

“Conocer cómo la mente puede influir en el cuerpo permite abordar el tema de la enfermedad cardiovascular desde un mirada diferente y a partir de esto implementar estrategias para prevenirla y controlarla”, asegura Cristina La Bruna, Coordinadora de la sección Psicopatología del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA).

Según la especialista, con el disestrés se producen una serie de modificaciones que pueden causar enfermedades relacionadas con el corazón y las arterias:

1) Alteraciones en el contenido de grasa y azúcares de la sangre (obesidad, colesterol alto, diabetes)
2) Alteraciones en la presión arterial (es decir hipertensión arterial)
3) Existen muchas evidencias científicas que avalan que estos problemas pueden causar problemas cardíacos graves como el Infarto Agudo de Miocardio.

Si la persona tiene además hábitos de vida inadecuados como la falta de actividad física, una dieta con alto contenido de grasas y azúcares, y/o consumo de tabaco, las posibilidades de enfermar o morir por afecciones cardiovasculares aumentan inevitablemente.
 
La prevención como factor clave:
El disestrés puede prevenirse de manera natural mediante la siguiente rutina:
1. Realizando ejercicios físicos aeróbicos
2. Respetando el ritmo normal del sueño
3. Planificando el trabajo
4. Haciendo proyectos acordes con nuestras posibilidades físicas y anímicas
5. Disminuyendo el nivel de autoexigencia
6. Construyendo redes de sostén como familiares y amigos
7. Dedicando momentos a la recreación y a la relajación, y en algunos casos, sesiones de psicoterapia.

Atte. Isabel Herrera